Room tour: Zona de juego

¡Muy buenas!

Hoy vuelvo con con otro post sobre la casa, esta vez la playroom.

Esta es una zona que cambia a menudo en función de las necesidades (y edades) de los peques, he tardado tanto en enseñarla porque siempre que me propongo hacerle fotos se me ocurre algún cambio.

Esta es la parte principal de la casa, por lo que desde el primer momento decidí que la ubicaría en el sitio más grande y luminoso: el salón.

El rey por excelencia es el blanco, combinado con la madera de pino. Además del color mint y el coral que he utilizado para darle un poco de vida.

Es un salón cuadrado y, aunque todo está integrado y no hay separaciones físicas, tiene varias zonas.

No entraré en demasiados detalles para no alargarme mucho pero podéis dejarme en comentarios todo lo que os gustaría saber y preparo otra entrada más específica.

En primer lugar está la barra con espejo destinada a los bebés (aunque gusta a todos).

Una manta de juegos que utilizan para sentarse a jugar, leer cuentos, tumbarse, esconderse…

La esquina de la derecha la he aprovechado para hacer el rincón de lectura. He pintado en color mint una casita y he colocado un cojín grande con cojines más pequeños encima para conseguir un lugar cómodo en el que sentarnos a disfrutar de miles de cuentos.

Los libros están guardados en una caja en el suelo y en un par de estantes colocados a la altura de los peques, como siempre para fomentar la autonomía.

Un pequeño sofá delante de la ventana es el único elemento que nos recuerda que esto antes era un salón.

En la otra pared hay una estantería en la que los cuatro huecos más bajos están destinados a juguetes de los peques y dos de los de arriba a libros para adultos relacionados con la crianza y educación o cuentos más delicados que corren peligro a su altura.

Como veis la serie Kallax de Ikea me encanta por su gran versatilidad, ya que puede utilizarse en horizontal o en vertical y puedes añadir puertas, cajas, cajones, separadores, etc. Actualmente en casa tengo 3 estanterías de esta colección y cada una tiene un uso totalmente diferente.

La otra estantería que hay al lado también es de Ikea pero de la colección infantil, también son muy versátiles porque las baldas y cajas pueden quitarse y cambiar la distribución según las necesidades que tengamos.

Pegada a dicha estantería está colocada la alfombra de Lorena Canals, es muy práctica porque puede lavarse en la lavadora y es el lugar en el que más tiempo juegan los bebés.

Esta esquina es lo último que he cambiado ya que con la llegada de los bebés el mayor necesitaría tener una zona en la que poder utilizar ciertos materiales sin tener una continua interrupción (bandejas de arena y arroz, pinturas, puzzles…)

También he colgado este mueble de Ikea en el que guardo materiales que utiliza principalmente el mayor pero que no puedo dejar a su alcance por diferentes motivos. Él sabe dónde está y cuando le apetece utilizar alguno de ellos me los pide.

Y para terminar hay una mesa plegable a la entrada, resulta muy práctica porque cerrada ocupa tan solo 26 cm y pero cuando necesito espacio para reuniones con los padres, por ejemplo, abro uno de los tableros y pasa a medir 89 cm. El tamaño más grande, 152 cm, se consigue abriendo ambos tableros y lo utilizo principalmente para hacer esos diy que taaanto me gustan.

Creo que no me dejo nada, en otro post ya os contaré qué materiales utilizo en cada zona y cómo los distribuyo en función de las edades de los peques.

¿Qué os ha parecido? La habitación de descanso también ha sufrido un par de cambios para tener más espacio, pero eso os lo cuento otro día. Ahora tenemos otros dos proyectos: ir creando un pequeño huerto urbano en la terraza y construir nuestra propia “mesa” de estación, ya os iré enseñando qué tal queda.

Instagram

Click Here to Leave a Comment Below

Leave a Reply: