Restaurar juguetes

¡Muy buenas!

¿Qué tal ha ido la vuelta de las navidades? ¿os han servido las ideas del post de la semana pasada?

Hoy me apetece enseñaros un par de cosas que, amigos y familiares, me han dado estas navidades. Son cosas que sus hijos ya no utilizan y que estaban en buen estado, aunque necesitaban algún pequeño arreglo o modificación para adaptarlas al espacio del nido.

Os animo a aprovechar todo juguete o mobiliario que caiga en vuestras manos, sobretodo si es de un material duradero como la madera. Esto nos ayuda a reducir nuestro consumo y ahorrar dinero.

Son juguetes de los que da pena deshacerse porque son de buena calidad y todavía pueden darnos muchos momentos de juego y diversión. Con un poco de imaginación podemos darles un nuevo toque y dejarlos como nuevos para seguir disfrutando de ellos.

Os voy a enseñar qué he hecho yo con estas dos cosas para que veáis lo fácil que es:

En primer lugar la cocinita. Cuando me la dieron era así:

Estaba en perfecto estado, salvo los cierres de las puertas que estaban estropeados, pero el color no me convencía para el nido, así que me puse manos a la obra y este fue el resultado:

Os voy a detallar qué he hecho por si os da ideas:

  • Pintarla entera de blanco
  • Barnizarla
  • Poner imanes en las puertas
  • Sustituir los pomos y colgadores por unos de madera natural
  • Pintar con spray gris mate el grifo
  • Pegar dos trozos de un salvamanteles imitando azulejos
  • Colocar un trozo de tela a juego en una de las puertas
  • Añadir dos baldas dentro de los armarios
  • Poner tope al cajón para evitar que se salga
  • Lijar la barra lateral y cambiarla de lado (la cocinita va pegada a una estantería por el lado derecho)
  • Añadir fieltro en la base para no rayar el suelo
  • Pegar tres rodajas de madera simulando los fogones

En segundo lugar una cuna/litera para muñecos:

Estaba completamente nueva, además incluía muñeca, colchón y almohada. Le cambié el color y la convertí en una cuna simple, al menos por ahora para el nido es más que suficiente. Para la muñeca busqué algo de ropa, accesorios, una manta y un saco que me había cosido mi abuela hace años (para así aprovechar y arreglar la sillita de paseo a la que se le rompió la tela hace meses).

¿El resultado? Aquí tenéis:

¿Qué os ha parecido? ¿Os atrevéis a dar una segunda vida a muebles o juguetes viejos/usados?

Instagram

Click Here to Leave a Comment Below

Leave a Reply: