Hacemos una silla cubo

¡Muy buenas!

Hoy os traigo un Do It Yourself de bricolaje que creo que os va a gustar, al menos en las redes sociales ha sido todo un éxito.

Os pongo en situación.

Cuando organicé los espacios en Aguamarina Casa Nido y compré todo el mobiliario y materiales dejé para el final todo lo relacionado con la hora de comer.

Lo único que compré fue una mesa de centro de Ikea que estaban a punto de descatalogar y tenía un precio muy bueno, pero no tenía claro si sería la que utilizaríamos para las comidas.

Desde un primer momento tenía decidido que no quería poner tronas porque los más mayores comerían en la mesa y si tenía algún bebé quería ponerlo a la misma altura que ellos, ya que aprender observando a sus iguales les encanta. Además quería ofrecerles la mayor autonomía posible, por lo que la trona estaba descartada.

Pero me encontré con el problema de dónde sentar a esos peques para comer, ya que las sillas para niños convencionales son demasiado altas para un bebé de 8 meses, por ejemplo.

Buscando por internet encontré las sillas cubo. Me parecieron una idea estupenda ya que tienen dos alturas y pueden subirse y bajarse ellos mismos.

Y aquí llega este DIY, la valoración después de utilizarlas es fantástica. Son prácticas, no ocupan mucho espacio, son seguras ( ya que cuentan con los laterales que dan un poco de sujeción a los peques) y dan un montón de autonomía.

Quizá para vuestra casa la elección de la trona no es mala idea porque, aunque pierdan un poco en autonomía, os permite comer a todos en un mismo plano y que ellos os observen y disfrutéis de un buen rato en familia. Pero podréis hacer la silla para su habitación, su “rincón de trabajo” o para darle autonomía en momentos en los que no coméis a la vez.

Os dejo con un vídeo en el que os explico los pasos que yo he seguido para hacerla, espero que os guste:

 

  • Madera: en mi caso son dos paneles macizos de madera de pino de Leroy Merlin
  • Yo he decidido darle un baño de barniz incoloro porque facilita mucho la limpieza y mantiene ese color natural de la madera de pino que tanto me gusta.
  • Las medidas son un ejemplo, podéis utilizar las que mejor se ajusten a vuestras necesidades. Fijaos en la altura de vuestros peques y sobretodo en la altura de la mesa (también podéis cortar las patas a la mesa para que sea más baja, como hice yo).
  • Como veis he hecho una un poco más ancha que la otra, jugad con las medidas como más os guste.

Estas sillas, además de tener dos alturas, también pueden ser utilizadas como pequeña mesa para los peques.

 

¿Qué te han parecido? ¿Te animas a hacer una?

Te espero en los comentarios, me encantaría saber qué tipo de sillas utilizas en casa para los peques.

¡He creado este hastag para compartir vuestros diy en redes sociales y no perderme ni uno! #diyaguamarina 

Nos vemos el próximo martes con un post muy navideño.

Recuerda que si no te quieres perder nada de nada puedes seguirme en las redes sociales.

Instagram

aguaMarina

Click Here to Leave a Comment Below

Jennie - 19 septiembre, 2018

Hola Marina,
Quiero hacer una silla cubo para mi hija de 15 meses. ¿Cuáles son las medidas que has usado?
Gracias!

Reply
    Marina Costales - 21 septiembre, 2018

    Hola! La silla tiene 31 cm de altura y el ancho del asiento es de 30 cm (habría que sumarle el grosor de las tablas de los laterales para tener el ancho total de la silla) y el fondo de 23 cm (sin sumar el grosor de la tabla del respaldo). Un abrazo.

    Reply
Leave a Reply: