Calendario de adviento familiar


¡Muy buenas!

Las navidades están a la vuelta de la esquina, así que hoy os traigo un post con ideas para hacer con los peques.

A mí siempre me han encantado estas fechas, recuerdo los nervios y las ganas cuando era pequeña al ir acercándose la navidad.

Independientemente de nuestras creencias vivimos en una sociedad en la que las fechas navideñas son toda una tradición.

A los peques les encanta ir contando los días que faltan para navidad, y por eso cada vez son más comunes los calendarios de adviento.

El problema que yo les veo es que la sorpresa de cada día es o un alimento poco recomendable (chocolate, caramelos o demás chucherías) o algo material.

Cuando estas fechas ya son demasiado consumistas por sí solas, si encima les añadimos 24 “regalitos” más entonces ya es de volverse locos.

Además creo que debemos resaltar el valor de estas fechas y estas pequeñas vacaciones para hacer cosas juntos y disfrutar de la familia, ya que cuando tus hijos crezcan no van a recordar ese juego de la play station, ni esa muñeca que llora, habla y hasta hace pis.

Cuando sean mayores recordarán esos momentos que en vuestra familia se hicieron tradición, en mi caso la espera la recuerdo haciendo una casita de galletas y chocolate y viendo todos los belenes de Gijón.

De los Reyes Magos no recuerdo los juguetes, sino ir a recibir a los reyes al puerto con mi abuelo, ver la cabalgata y gritar con mi madre llamando a Baltasar, que esa noche mi prima y mi tía durmiesen con nosotros, los desayunos con mis abuelos maternos y el olor a fabada en casa de los paternos al día siguiente, la comida del día de Reyes los cuatro solos siempre en el mismo restaurante y la visita de mis vecinos esa misma tarde.

Algunas de las cosas son recuerdos, pero la mayoría son tradiciones que hoy en día aún mantenemos. Y para mí, eso es la navidad.

Con esto quiero decirte que tus hijos no necesitan miles de juguetes, necesitan miles de momentos contigo.

Por eso mi propuesta para el calendario de adviento de este año es: Un calendario para compartir momentos.

Yo os voy a dejar unas cuantas ideas, pero lo mejor de todo es que podréis hacerlo con las actividades que más os gusten.

Una opción es hacerlas con los peques, que ellos os ayuden a elegir los 24 planes. O, por el contrario, hacerlo de sorpresa.

A mi personalmente, sobretodo con niños un poquito más mayores, me gusta la idea de hacerlo entre todos y así poder meter planes para los gustos de toda la familia.

A la hora de organizarlos podéis hacerlo de varias maneras, dependiendo del tipo de planes que vayáis a hacer.

En caso de que sean actividades no demasiado largas y que puedan hacerse en casa no hay inconveniente y podréis barajarlas antes de meterlas en cada paquete para que de verdad cada día sea una sorpresa.

En caso de que algunos de los planes que os gustaría hacer sean más largos o difíciles para llevar a cabo por semana podréis “amañarlos” un poquito y dejarlos en los paquetes que correspondan a fin de semana.

Os dejo con unos cuantos ejemplos de “momentos para compartir en familia”:

  • Cocinar un bizcocho
  • Preparar el árbol de navidad
  • Colocar la decoración navideña
  • Ir a pasar la tarde a la nieve
  • Hacer una sesión de fotos de navidad casera
  • Ir a patinar a una pista de hielo
  • Tarde de juegos de mesa en familia
  • Ver una película de navidad
  • Cenar nuestra comida favorita
  • Hacer manualidades navideñas
  • Pasear por la ciudad para descubrir en qué calle están las luces más bonitas
  • Visitar algún espectáculo navideño en la calle
  • Buscar por la ciudad figuras navideñas y hacernos fotos con ellas
  • Ir a un cuentacuentos
  • Ir a la biblioteca a escoger libros y películas de navidad
  • Ir a ver una peli al cine
  • Preparar y enviar tarjetas de navidad a familiares y amigos
  • Elegir juguetes que ya no utilizamos e ir a donarlos para otros niños

Este año yo no lo he hecho en el nido ya que diciembre nos pillará en plena adaptación. Pero el año que viene prepararé uno adaptado para los peques.

Hay un montón de opciones para presentar el calendario, yo os dejo cómo lo he hecho pero aquí he recopilado un montón de ideas más.

Como veis podéis utilizar rollos de papel higiénico, sobres o cualquier cosa que encontréis por casa y podáis reciclar.

Las cajitas que yo he utilizado son de Ikea, y además de este modelo tienen este y este otro.

Otro de los sitios en los que he encontrado diferentes opciones para hacer el calendario es en Tiger.

Os animo a buscar alternativas al típico calendario de chocolatinas. Por si no tenéis tiempo de hacerlo vosotros mismos os dejo un cuento/libro de adviento que ha reseñado Beatriz Millán en su Instagram: Cuentos para preparar la Navidad.

Y para los que no tenéis peques en casa tampoco dejéis pasar la oportunidad de hacerlo, hay un montón de cosas que seguro que os hará ilusión hacer con vuestra pareja o amigos.

Yo ya tengo el mio, cada día os lo enseñaré en instagram stories, corre si no quieres perderte nada y no olvides de enseñarme en tuyo utilizando el hastag #navidadaguamarina.

Y tú, ¿qué haces en casa para hacer más emocionante la espera? Cuéntamelo en los comentarios.

Nos vemos la semana que viene con un post sobre el I Congreso Criar, Cuidar y Educar en el que os enseñaré varias iniciativas llevadas a cabo en colegios públicos.

Instagram

Hacemos una silla cubo

¡Muy buenas!

Hoy os traigo un Do It Yourself de bricolaje que creo que os va a gustar, al menos en las redes sociales ha sido todo un éxito.

Os pongo en situación.

Cuando organicé los espacios en Aguamarina Casa Nido y compré todo el mobiliario y materiales dejé para el final todo lo relacionado con la hora de comer.

Lo único que compré fue una mesa de centro de Ikea que estaban a punto de descatalogar y tenía un precio muy bueno, pero no tenía claro si sería la que utilizaríamos para las comidas.

Desde un primer momento tenía decidido que no quería poner tronas porque los más mayores comerían en la mesa y si tenía algún bebé quería ponerlo a la misma altura que ellos, ya que aprender observando a sus iguales les encanta. Además quería ofrecerles la mayor autonomía posible, por lo que la trona estaba descartada.

Pero me encontré con el problema de dónde sentar a esos peques para comer, ya que las sillas para niños convencionales son demasiado altas para un bebé de 8 meses, por ejemplo.

Buscando por internet encontré las sillas cubo. Me parecieron una idea estupenda ya que tienen dos alturas y pueden subirse y bajarse ellos mismos.

Y aquí llega este DIY, la valoración después de utilizarlas es fantástica. Son prácticas, no ocupan mucho espacio, son seguras ( ya que cuentan con los laterales que dan un poco de sujeción a los peques) y dan un montón de autonomía.

Quizá para vuestra casa la elección de la trona no es mala idea porque, aunque pierdan un poco en autonomía, os permite comer a todos en un mismo plano y que ellos os observen y disfrutéis de un buen rato en familia. Pero podréis hacer la silla para su habitación, su “rincón de trabajo” o para darle autonomía en momentos en los que no coméis a la vez.

Os dejo con un vídeo en el que os explico los pasos que yo he seguido para hacerla, espero que os guste:

 

  • Madera: en mi caso son dos paneles macizos de madera de pino de Leroy Merlin
  • Yo he decidido darle un baño de barniz incoloro porque facilita mucho la limpieza y mantiene ese color natural de la madera de pino que tanto me gusta.
  • Las medidas son un ejemplo, podéis utilizar las que mejor se ajusten a vuestras necesidades. Fijaos en la altura de vuestros peques y sobretodo en la altura de la mesa (también podéis cortar las patas a la mesa para que sea más baja, como hice yo).
  • Como veis he hecho una un poco más ancha que la otra, jugad con las medidas como más os guste.

Estas sillas, además de tener dos alturas, también pueden ser utilizadas como pequeña mesa para los peques.

 

¿Qué te han parecido? ¿Te animas a hacer una?

Te espero en los comentarios, me encantaría saber qué tipo de sillas utilizas en casa para los peques.

¡He creado este hastag para compartir vuestros diy en redes sociales y no perderme ni uno! #diyaguamarina 

Nos vemos el próximo martes con un post muy navideño.

Recuerda que si no te quieres perder nada de nada puedes seguirme en las redes sociales.

Instagram

aguaMarina

¡Bienvenidos!

¡Muy buenas!

Bienvenid@ al blog de Aguamarina Casa Nido.

Soy Marina y he decidido que este es mi año: he iniciado mi proyecto de casa nido (puedes verlo aquí) y ahora es momento también de lanzar el blog. Llevo mucho tiempo deseando salir de mi zona de confort y tirarme a la piscina con estos dos proyectos que me apasionan, así que ¡allá vamos!

Mi objetivo es que este sea un espacio en el que compartir con tod@s vosotr@s aquellas cosas relacionadas con la crianza y la educación que a mi me gustan y me resultan útiles.

Te encontrarás post sobre cómo trabajo en Aguamarina Casa Nido, pero también propuestas para hacer con vuestros peques, materiales interesantes, lugares kidsfriendly, marcas bonitas, Do it yourself, decoración infantil, recetas…

Si tienes alguna duda, bien sea del blog o de mi proyecto de casa nido, o hay algún tema que te interese especialmente puedes dejármelo en comentarios, estaré encantada de leerte.

Nos iremos conociendo poquito a poco, pero si tienes curiosidad y quieres saber más sobre mi proyecto y sobre mí puedes hacerlo en el menú principal:

 

Publicaré un día a la semana, y será los martes.

Nos vemos mañana con el primer post, un diy que estoy segura que te encantará.

También puedes seguir mi día a día en las redes sociales. Si no te quieres perder nada de nada ¡ve corriendo a mi instagram!

Instagram