Autonomía y cuidados

¡Muy buenas!

¿Qué tal se presenta la segunda semana de septiembre? Por aquí seguimos conociéndonos y volviendo a retomar las rutinas poco a poco, sin agobios.

El calor, un nuevo peque, los días aún largos y las ganas de aprovechar a máximo el tiempo en la calle hacen que vayamos sin prisas y disfrutemos a tope del final del verano.

Pero hoy quiero hablar de otro tema.

Como sabéis la autonomía es uno de los aspectos fundamentales para mí a la hora de trabajar con los peques.

Ya tenemos instaurada la rutina de cepillado de dientes, que se la he sumado a la de lavar las manos y la cara. El mayor las tiene muy interiorizadas y cada vez demanda más autonomía.

Es importante que a partir de la salida del primer diente comencemos con el cepillado.

Como el cepillado de dientes es algo importante y serio, primero dejo que él mismo se los cepille. A continuación yo le doy otro cepillado para asegurar que están bien limpios.

Como os había enseñado en este post, ya tiene a su alcance los pañales para hacerle más partícipe en la hora del cambio. Como su autonomía y sus ganas de hacer las cosas por él mismo van creciendo a pasos agigantados le he añadido otras tres cosas y creado su rincón de cuidado personal.

En él he colocado un cepillo para el pelo, un cepillo de dientes y unos pañuelos, además de los pañales que os había enseñado. Después de unas cuantas semanas de prueba puedo asegurar que ha sido todo un éxito.

Esto le permite ensayar siempre que quiera, para ello le he puesto un cepillo nuevo (no con el que se los lava después de comer). Es una zona de juego simbólico más en la que practicar habilidades.

¿Vuestros peques también reclaman cada vez más autonomía? Os animo a que busquéis las formulas que mejor se adapten a vuestra familia para conseguir ofrecerles la confianza y autonomía suficientes, veréis cómo os sorprende lo capaces que son.

Instagram

Click Here to Leave a Comment Below

Leave a Reply: