Así nos refrescamos en el nido

¡Muy buenas!

Es la última semana antes de hacer un pequeño parón de vacaciones (dos semanas). No tenía pensado publicar pero no quería dejar pasar el tiempo porque el post de hoy es muy refrescante y el verano se pasa volando.

Cuando llega el calor siempre pensamos en playa o piscina, que está genial, pero yo he buscado una alternativa rápida y cómoda para refrescarnos al lado de casa.

En Asturias la verdad es que gozamos de un clima envidiable ya que no tenemos que sufrir las altas temperaturas que se dan en otras zonas del país pero, de vez en cuando, tenemos días soleados en los que solo apetece jugar con el agua.

El nido tiene varias zonas verdes con árboles alrededor así que he encontrado la fórmula perfecta para hacer divertidos y refrescantes esos días de calor.

Os cuento cómo lo hago por si os sirve de idea para hacer con vuestros peques.

Mis básicos para pasar un rato divertido y a remojo son:

  1. Barreño de ikea
  2. Botellas de plástico o garrafa con agua del grifo no muy fría
  3. Toalla
  4. Pompero
  5. Pelota
  6. Manta de picnic o toalla para sentarnos
  7. Regadera, caldero, etc.
  8. Crema solar
  9. Fruta
  10. Agua fresquita
  11. Cualquier rincón verde con zonas de sombra

*El barreño era lo que tenía por casa, pero he visto estas piscinas plegables de decathlon y creo que me haré con una para el verano que viene porque me parecen muy prácticas (no se hinchan, se pliegan y se guardan muy fácilmente). Resulta mucho más cómodo sobretodo si tenéis que bajar con más de un peque, ya que el barreño os dejará inhabilitada una mano y una piscina de este tipo podéis guardarla o colgarla de la mochila. (Las hay de varios tamaños)

Hemos pasado unos ratos super divertidos y al aire libre, a la vuelta de vacaciones repetiremos seguro.

Y vosotros, ¿cómo pasáis los días de calor con los peques cuando no hay piscina o playa cerca?

 

Instagram

Click Here to Leave a Comment Below

Leave a Reply: