Así hacemos pan

¡Muy buenas! Vengo con un día de retraso pero llego.

Hoy os traigo una actividad que además de divertida es rica, rica.

Involucrarlos en las tareas diarias es algo muy positivo, así que nos lanzamos a hacer la primera actividad en la cocina.

Ya os he comentado en alguna ocasión que me encanta seleccionar las actividades que más me gustan de diferentes enfoques pedagógicos. La actividad de hoy se lleva a cabo en las escuelas Waldorf todas las semanas, y ayuda a:

  • Trabajar la motricidad fina y el ritmo
  • Disfrutar del proceso, además de obtener una rica recomenpensa
  • Comprender el proceso de elaboración de los alimentos
  • Refinar los sentidos y explorar diferentes texturas (la suave harina, el cambio que se produce al añadir el agua, etc.)
  • Trabajar las rutinas y la constancia

Aunque de tan pequeños (1 año) no entiendan bien qué estamos haciendo, es una gran actividad sensorial con la que descubren la textura, suavidad y gusto de tocar la harina.

Hay peques a los que no les gusta mancharse, por lo que el paso de añadir agua y amasar puede ser un poco conflictivo. En este caso no debemos nunca forzar, se trata de disfrutar haciendo la actividad, no de sufrir ni obligar.

Nosotros nos hemos divertido un montón y hemos merendado nuestro pan, además de llevarse un trozo a casa para disfrutar con su familia. Siempre tratando de conectar y relacionar nuestro día a día en el nido con la familia.

Sin duda alguna ¡repetiremos!

Y vosotros, ¿cocináis con vuestros peques? ¿cuál es vuestra receta preferida para hacer en familia?

 

Instagram

 

Click Here to Leave a Comment Below

Lacado - 9 marzo, 2018

Mañana mismo pruebo a hacerlo, a ver que tal me sale!!! además creo que tengo una panificadora por el trastero, a ver si le doy uso jejeje, Gracias por la receta!

Reply
Leave a Reply: